Espalda flexible, espalda sana

En la práctica de yoga siempre damos especial importancia a la posición de la espalda en las asanas. 

Para tener una espalda sana es tan importante que esta esté fuerte como flexible. A mayor flexibilidad, menor riesgo de lesión, mayor circulación y mejora del sistema nervioso.

La flexibilidad de la columna vertebral hace que la energía se mueva con mayor libertad, nos encontremos menos rígidos y nuestra postura corporal mejore significativamente.

Nuestro estilo de vida occidental, donde pasamos muchas horas sentados frente al ordenador, en el sofá, de pie…hace que nuestra espalda se encoja, dando lugar a problemas y lesiones.

¿Cómo conseguimos flexibilizar la columna en la práctica de yoga?

Flexibilizar nuestra columna no se consigue de un día para otro. La constancia y la disciplina en la práctica es esencial. La espalda necesita movilidad, necesita fluir, sentirse libre.

Para conseguir esta flexibilidad las posturas deben mantenerse durante un tiempo determinado, relajando, soltando tensiones, y poco a poco el cuerpo y la energía fluirá.

Así que la paciencia, el trabajo y conciencia de tu cuerpo son la clave para conseguir una espalda flexible. ¿Nos vemos en la esterilla?

Namaste.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad