Caderas sanas

La cadera es una de las articulaciones más importantes de nuestro cuerpo, ya que es el nexo de unión entre nuestro tronco superior e inferior, y es el que da sostén y estabilidad a nuestra estructura ósea y muscular.
La vida sedentaria o las largas horas que pasamos sentados frente al ordenador o en el sillón de casa hace que la musculatura que rodea nuestra cadera se acorte, dando lugar a mayor rigidez y menor movilidad en la cadera.
Abrir cadera nos ayudará a disminuir tensiones físicas, emocionales y energéticas. Se dice que nuestras emociones se acumulan en la cadera.

Cadera y segundo chakra

El segundo chakra (Svadhistana) se encuentra por debajo de nuestro ombligo, conectado a la cadera, la pelvis y la zona baja de la espalda. Este chakra está relacionado con las emociones, la creatividad, la sexualidad y el deseo. Si Svadhistana está equilibrado sentiremos también un equilibrio emocional estando sincronizados con nuestros sentimientos. Si por el contrario este chakra está bloqueado sentiremos más rigidez, falta de movimiento y dificultad para expresarnos emocional y creativamente. Moviendo las caderas conseguiremos que la energía fluya correctamente.

¿Cómo conseguir una cadera sana?


La cadera puede que sea una de las zonas más difíciles de flexibilizar. Esta articulación tiene un papel importante en la mayoría de asanas de Yoga, por eso durante la práctica se le dedica cierto tiempo ¿cómo?

Flexibilizando la musculatura que la rodea.

Dando movilidad a la articulación en flexión hacia delante, extensión, rotación, apertura…

Pasando el menor tiempo posible en sillas/sofás.

Cuando pasamos tiempo sentados en sillas o sofás (en este último mucho más) nuestra cadera está completamente suelta, la lumbar colapsada, la espalda doblada…dando lugar a una cadera débil, sin movilidad.
Así que pasa más tiempo en el suelo, siéntate con las piernas cruzadas, utiliza un cojín para elevar un poquito la cadera y así conseguir una cadera sana.

Como has visto una cadera rígida va a provocar problemas no solo físicos, sino también emocionales y sentimentales.
Por todo esto es tan importante a través de la práctica de asanas aprender a soltar, a relajar y a equilibrar las caderas y la zona de la pelvis. Unas caderas flexibles y libres de bloqueos te ayudarán a caminar por la vida con más confianza y a ser más flexible a la hora de enfrentarte a diversas situaciones.
Nos vemos en la esterilla.

caderas flexibles
Namasté


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad