Drishti

Cuando en yoga hablamos de fijar la mirada estamos haciendo referencia a Drishti. Su traducción literal es visión o punto de enfoque. Drishti significa punto de observación. A través de él se mejora la concentación, mantener la mirada enfocada en un solo lugar durante la práctica nos ayudará a estar más presentes en las posturas.  Después de la respiración y los bloqueos musculares (Bandhas), el drishti es el tercer pilar que sostiene a una postura de yoga.

La vista es nuestro sentido dominante, por lo tanto, en la práctica de Yoga muchas veces nos distraemos y nos alejamos de nuestra práctica interior, observando todo lo que ocurre a nuestro alrededor. Tener presente el drishti nos ayudará en la práctica.

DRISHTI Y ASANAS DE EQUILIBRIO

Las posturas de equilibrio suelen ser asanas difíciles de mantener en muchas ocasiones. Estar presentes y enfocados en nuestro drishti nos ayudará en las asanas de equilibrio.

Resulta la clave en todas las posturas de equilibrio, aunque debería estar presente en toda la práctica de yoga. El equilibrio proviene de una mente en calma y no reactiva y la concentración de la mente comienza en los ojos.

CÓMO BUSCO MI DRISHTI EN LAS POSTURAS

Dependiendo de la asana que estemos realizando, podemos llevar nuestro drishti a una parte física y visible del cuerpo (ej. dedo de la mano derecha), o por el contrario, a una zona que vemos más desde nuestro interior (ej. el entrecejo).

Si en algunas ocasiones te resulta complicado recordar hacia dónde dirigir la mirada durante la práctica, la vista puede moverse en dirección del estiramiento. Por ejemplo, si se está realizando una torsión hacia la derecha, la mirada hay que dirigirla por encima del hombro izquierdo. Si realizas una flexión hacia adelante, puedes llevar la mirada hacia los dedos de tus pies. O en la postura de virabhadrasana II (guerrero 2) la mirada va hacia el dedo medio de la mano adelantada.

Trabajando tu drishti aprenderás a distraerte menos y tendrás un gran avance en la experiencia de las asanas. Es una manera de concentrarnos con los ojos abiertos.

¿CUÁNTOS DRISHTIS EXISTEN?

Podemos encontrar nueve Drishtis:
1.- La punta de la nariz – Nasagrai drishti
2.- Los pulgares de las manos – Angushta drishti
3.- El tercer ojo – Brumadya drishti
4.- El ombligo – Nabi drishti
5.- Hacia arriba, al cielo, como si mirásemos al infinito – Urvda drishti
6.- Las manos – Hastagra drishti
7.- Los dedos de los pies – Padagra drishti
8 y 9.- La izquierda y la derecha – Parshva drishti

Ten en cuenta que tener presente el Drishti no solo te ayudará en la ejecución de las asanas a nivel físico, sino que es necesario e importante para mantener la concentración, evitar la distracción y mantenernos presentes en la práctica de Yoga.

Namasté.