El ego en la práctica de Yoga

“Cómo practicamos es mucho más importante que qué practicamos”.

En muchas ocasiones en la práctica de Yoga, muchos alumnos quieren llegar a hacer posturas muy avanzadas y difíciles, aunque su cuerpo no esté preparado. En este caso el ego es quien domina la situación. Todos hemos pasado por este proceso. Queremos conseguir esa postura tan difícil, sin muchas veces ser conscientes que lo único que nos puede traer son dolencias y lesiones.

La finalidad del Yoga no es conseguir hacer la asana (postura) más enrevesada, sino crear consciencia de nuestro cuerpo y usar el yoga como una herramienta para conectar con nuestro cuerpo y nuestro interior.

Cada persona somos un mundo. Cada cuerpo tiene sus características y no todos vamos a poder realizar lo mismo. No dejes que el ego sea quien esté al mando en tu práctica de asanas en yoga.

Obsérvate y adapta la práctica a tu condición. No vas a ser un yogui más avanzado por conseguir hacer la asana más difícil. Serás un yogui avanzado cuando aprendas a respirar dentro de la postura, a autocorregirte, y a estar cómodo dentro de la asana. Cómodo, que te permita respirar, que te permita avanzar y te permita meditar dentro de ella, sin estar deseando desmontar porque te tira o se te ha dormido alguna parte del cuerpo.

Yoga no es una competición, es una práctica interior, para ti.

Debemos aprender a vivir con humildad y libres de ego.

Namasté

Cris

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad